Humility

September 1, 2019
This Week’s Reflection

Humility

Humility is a virtue we don’t see much in our times. It seems that bragging, swaggering, and arrogance dominate our fashion for everything and our Internet conversations. Who hasn’t been irritated by the “trolls” who try (usually with bad grammar and poor spelling) to start an online fight with those whose opinions do not align with theirs? Our stores, catalogs, and online shopping sites are full of useless items geared in use and price to the very rich, as ordinary, useful things seem to fade off the sales scene. As the rich get richer, the poor get poorer and the middle class is fading away. What is the antidote to this? Humility is a good place to start. Devotion to God is worth more than riches. “The father of orphans and the defender of widows is God in his holy dwelling. God gives a home to the forsaken; [God] leads forth prisoners to prosperity.”

 


 

La Humildad

La humildad es una virtud que no vemos mucho en estos días. Parece que la vanidad, la prepotencia y la arrogancia dominan nuestras costumbres de todo y en nuestras conversaciones en Internet. ¿Quién no se ha molestado por los trolls de quienes intentan (por lo general con una mala gramática y falta de ortografía) empezar una pelea con aquellas personas que no coinciden con sus opiniones? Nuestras tiendas, catálogos y tiendas virtuales en línea están llenas de cosas inútiles destinados al uso y por el precio a los ricos, en tanto las cosas ordinarias parecen desaparecer de esos lugares de venta. A medida que los ricos se hacen más ricos, los pobres se van haciendo más pobres y la clase media va desapareciendo. ¿Cuál es el antídoto para esto? La humildad es un buen lugar para empezar. La devoción a Dios vale mucho más que todas las riquezas. “Padre de huérfanos, protector de viudas, Dios vive en su santa morada, Dios prepara casa a los desvalidos, libera a los cautivos y los enriquece”.