This Is My Beloved Son

January 12, 2020
This Week’s Reflection

This Is My Beloved Son

This Sunday’s celebration of the Baptism of the Lord closes the Christmas season. In the scriptures we see one more epiphany, or manifestation, of the Spirit of God in Jesus—but this time it is as an adult, rather than as a child. Jesus’ baptism also serves as the inauguration of his prophetic mission and the messianic age.

Today’s reading from Isaiah describes God’s chosen Messiah, upon whom God’s spirit rests. In the Acts of the Apostles Peter says that “God anointed Jesus of Nazareth with the Holy Spirit and power” (Acts 10:38). Finally, in the proclamation from Matthew’s Gospel Jesus’ baptism in water goes almost unnoticed. The crucial moment comes when the Spirit of God comes upon Jesus and a voice from heaven echoes the words of Isaiah: “This is my beloved Son, with whom I am well pleased” (Matthew 3:17).

Readings: The Feast of the Baptism of the Lord

 


 

Este es mi hijo muy amado

Con la celebración del Bautismo del Señor este domingo concluye el tiempo de Navidad. En las lecturas vemos más de una epifanía o manifestación del Espíritu de Dios en Jesús, sólo que esta vez ya no como niño, sino como adulto. El Bautismo de Jesús es también la inauguración de su misión profética y de la era mesiánica.

En la lectura de hoy Isaías describe al Mesías elegido por Dios sobre el cual ha puesto su Espíritu. En los Hechos de los Apóstoles Pedro dice que “Dios ungió con el poder del Espíritu Santo a Jesús de Nazaret” (Hechos 10:38). Finalmente, en las proclamación del Evangelio de Mateo el Bautismo de Jesús en el agua casi pasa desapercibido. El momento crucial ocurre cuando el Espíritu de Dios desciende sobre Jesús y una voz del cielo viene como un eco de las palabras de Isaías: “éste es mi Hijo muy amado, en quien tengo mis complacencias” (Mateo 3:17).

Lecturas: Fiesta del Bautismo del Señor

 

More Reflections